Paseo de jacarandas

La idea del paseo de jacarandas surgió para proveer de arbolado al parque, dotando a las carreteras interiores del parque de árboles de gran valor estético por su gran floración y gran porte. Se daria valor añadido de este pulmón de la ciudad, sustituyendo ejemplares de eucaliptos de pequeño porte y huecos dejados por las palmeras desaparecidas por la plaga del picudo, mejorando sus funciones ecológicas y sociales.

Por el momento la carretera interior que recorre el parque de este a oeste se encuentra plantado en prácticamente en toda su longitud con eucaliptos, de porte desigual, palmeras, chopos y ficus, principalmente. Las hojas caídas de los ejemplares de eucalipto son causantes de la acidificación del suelo del parque, impidiendo o disminuyendo la posibilidad de crecimiento de otras especies vegetales, causan así mismo la obstrucción de las arquetas de desagües, y gran cantidad de restos que son necesario limpiar lo que supone un gasto para el erario municipal. La idea pues es substituir los ecucaliptos de pequeño porte (los de gran porte sirven como posadero para las grandes aves rapaces que en gran número pasan por el parque en sus migraciones) por jacarandas, árboles de mucho mas valor estético, valor ecológico y de bajo mantenimiento.

Hasta el momento se han plantado 11 jacarandas en la carretera central. La figura de abajo nos muestra la ubicación aproximada de los árboles cedidos por el ayuntamiento procedentes del vivero de la Diputación Provincial.

Adjuntamos el proyecto sobre el paseo de jacarandas de los Locos de Parque presentado al ayuntamiento de La Linea.

Subscribete a nuestra newsletter

Los Locos del Parque